2 sept. 2007

Anuncios Budweiser

Budweiser es famosa por sus caballos Clyde, y por los anuncios de ellos... Aquí una pequeña muestra de estos bonitos comerciales que son de los más buscados entre los amantes de los caballos.



















Collecting Gaits Farm Dressage Festival of Champions

Elisabeth Austin con Olivier, vencedores de la Brentina Cup. El vídeo corresponde a un CDI y no a la final de dicha copa.


Para ver los siguientes vídeos es necesario el acceso a Youtube. En este caso sólo les podemos facilitar un acceso más directo a ellos.

Courtney King con Idocus (78%, Kür GP)


Kristina Harrison-Naness con Rociero XV (71'95%, Kür GP)


Steffen Peters con Lombardi II (76'4%, Kür GP)


Christopher Hickey con Regent (74'5%, Kür Inter I)



Katherine Poulin-Neff con Brilliant Too
(70'4%, Kür Inter I)


Lauren Sammis con Sagacious HF (70'1%, San Jorge)


Jane Hannigan con Maksymilian (69'96%, GPS)



Collecting Gaits Farm Dressage Festival of Champions

22 ago. 2007

Grandes jinetes de Europa

Hoy en día podemos tener la sensación de que Alemania siempre ha dominado en la Doma Clásica. A veces, cuesta tener memoria más alla de Nicole Uphoff (Campeona de Europa en 1989), Isabell Werth ('91, '93, '95, '97) y Ulla Salzgeber ('01, '03). Algunas personas incluso, podrán pensar que sólo la holandesa Anky van Grunsven ('99, '05) les tiene tomado el pulso a los alemanes. Pero nada más lejos de la realidad.

De hecho, hace tres o cuatro décadas los suizos lucharon contra los alemanes para liderar la doma clásica europea. En los sesenta, Henri Chammartin se convirtió en leyenda, diez años después tuvo la ayuda de su compatriota Christine Stückelberger ('75, '77) y en 1979 de su "vecina" Sissy Theurer de Austria.

En 1983 la danesa Anne-Grethe Jensen cambió el rumbo de la doma clásica cuando fue Campeona de Europa con el increíble Marzog. Su forma de montar fue una auténtica revolución en la disciplina: una mujer de Dinamarca, trabajando a su caballo con filete simple, y realizando ejercicios complicados como piaffe o piruetas de tal forma que parecía lo más fácil del mundo. Su obediente Marzog transformó en práctica el prototipo de caballo que trabaja sumisamente desde la libertad.

Los alemanes volvieron a despuntar en 1987. En ese tiempo una pequeña mujer de Francia pasó a ser grande. El hecho es que Alemania podía reconfortarse un poco en la figura de Margit Otto-Crépin, ya que nació en Alemania (cambió su nacionalidad en 1971), montaba a un caballo alemán (Corlandus) y entrenaba en Alemania los alemanes

No obstante, Alemania siempre ha sido una parte importante de los Campeonatos de Europa. En todas las generaciones, los alemanes han estado al pie del cañón, ya sea ganando o clasificándose para la final. En los 50, el hombre de negocios Josef Neckermann empezó una tardía carrera y fue un gran campeón durante casi 20 años, montando caballos como Asbach y Mariano. Algo más contemporáneo, Reiner Klimke, combinó su carrera profesional (era abogado) con la doma clásica de competición. Klimke fue y es un ejemplo para todos los jinetes de doma, ya sean alemanes o de otros países. Él era capaz de convertir un caballo sin domar, a un atleta de la élite. Con Arcadius ('65) y Dux ('67), no pudo pasar de la plata individual, pero con Mehmed las cosas mejoraron para Klimke y ganó en 1973 el oro tanto individual como por equipos en Aachen.

Diez años después, Klimke repetía su propia historia montando al legendario Ahlerich y consiguiendo el oro doble. Gracias a este caballo, Klimke fue un campeón inbatible y contribuyó positivamente a la búsqueda de esa brillantez que ya habían mostrado Anne-Grethe Jensen y Marzon.

Cuatro años después de Reiner Klimke, su compatriota Nicole Uphoff venció con un familiar de Ahlerich. Nacido en los establos de Herbert de Beay, Rembrandt (por Romadour II), fue el sumum de la brillantez y la expresión convirtiéndose en todo un mito y marcando una época. Rembrandt, con la ayuda de Uphoff, fue capaz de exhibirse en el cuadrilongo como ninguno con una demostración de clase y belleza de temperamento inigualable.

En 1991 empezó la era de Isabell Werth, y es que la amazona alemana colecciona oros europeos. Conquistó el oro por equipos en 1991, 1993, 1995, 1997, 1999, 2001 y 2003. Y el mismo metal en individuales en 1991, 1993, 1995 y 1997.

A principios del siglo XXI, Werth fue ayuda (en el equipo) y contrincante (en individuales) de Ulla Salzgeber, quien tuvo en Rusty a un caballo completo y de confianza, un digno sucesor de Gigolo, el primer gran caballo de Werth. Ulla y Rusty ganaron el oro europeo en 2001 y 2003.

Hoy en día, Anky van Grunsven es la responsable del destrono de la supremacía alemana. En la Madria, Turín, Van Grunsven defenderá el oro europeo que ganó en Hagen en 2005. Y es que la doma clásica europea continúa compitiendo contra Alemania...

Artículo de Dirk Willem Rosie (21-8-07)


Anne-Grethe Jensen con Marzog en Goodwood 1985


Joseff Neckermann con Asbach en Roma 1960


Nicole Uphoff con Rembrandt


Isabell Werth con Gigolo en Syndey


Ulla Salzgeber con Rusty en Aachen


Anky van Grunsven con Salinero en los WEG de Aachen